Le enseño a mi jermu cómo dejarse hacer el orto para que la poronga le llegue bien hasta el fondo de ese culo goloso.

La conchuda de mi jermu no me habilitaba el orto porque decía que mi pija no cabía por su anito minúsculo, pero yo le enseñé que con paciencia y un buen lubricante, toda poronga entra en el orto que desee. La puse en cuatro con las gambas bien abiertas y le pedí que se relajara y respirara hondo, cuando la puta lo hizo, le metí tan fuerte la chota que le dejé el culo hecho una flor.


MÁS VIDEOS PORNOGRAFICOS